Documento sin título


La Fundación
PREMIO FUNDACION ARENA (ant. Premio TERENCI MOIX)
Premio 2013
Premio 2012
Premio 2011
Premio 2010
Premio 2009
Premio 2008
Premio 2007
Premio 2006
Premio 2005
Becas Artes Visuales
Acción social

 

 

 

 

PREMIO FUNDACIÓN ARENA DE NARRATIVA GLBTQ 2012
(anteriormente Premio Terenci Moix)


Mila Martínez ha ganado el VIII PREMIO FUNDACIÓN ARENA DE NARRATIVA GLBTQ 2012
(anteriormente Premio Terenci Moix), con su novela La daga fenicia.

La obra será presentada a los medios cuando haya sido publicada por la editorial Egales..

Mila Martínez es autora de otras tres novelas, fruto de su inquietud por la literatura y sus ganas de contar historias, una pasión a la que empezó a dedicarse hace tan solo cinco años. No voy a disculparme fue su primera obra, publicada en septiembre de 2009 por la editorial Egales, con vocación de continuidad y de saga literaria. Por eso, al año siguiente publicó Tras la pared, en la que regala a sus personajes nuevas experiencias, y en 2011, una tercera parte, Autorretrato con mar al fondo. La daga fenicia, ganadora del VIII Premio Fundación Arena de Narrativa LGBTQ, es la cuarta entrega de esta serie, que, según la propia autora, tiene vocación de futuro. La obra, que será presentada a los medios cuando haya sido publicada por la editorial Egales, es una historia cargada de sensualidad, repleta de intriga, deseo, riesgo e incertidumbres, uno de cuyos personajes embarca al resto en una búsqueda imparable y vertiginosa.

MILA MARTÍNEZ EN SUS PROPIAS PALABRAS

¿Quién es Mila Martínez?
Soy una persona normal dentro de un mundo que cada vez hace más difícil identificar qué es eso de “normalidad”. Creo que tengo los mismos deseos e inquietudes que cualquier persona. Me preocupa el respeto de los derechos fundamentales en todos los ámbitos: personal, económico, sanitario, educativo… Digamos que me gustaría que la sociedad del bienestar no fuera una falacia.

¿Cómo se te ocurrió empezar a escribir?
Escribo por placer, casi por necesidad. Cuando comencé, hace unos cinco años, tenía una serie de historias que me rondaban por la cabeza y decidí volcarlas al papel e intentar compartirlas con los demás. Pensé que si yo disfrutaba imaginándolas, quizá otras personas disfrutarían al leerlas, así que lo intenté y, apenas sin darme cuenta, me encontré con una novela entre las manos.

A la hora de escribir, ¿inspiración o disciplina?
Las dos cosas. Sin inspiración, sin la musa, no habría magia para compartir. Sin disciplina estaríamos hablando de un producto de menor calidad o quizás inacabado. La novela nace de la imaginación y es fruto del esfuerzo, de sentarte y dar vueltas una y otra vez a los hechos, a los personajes, al lenguaje, a todo.

¿Tienes manías a la hora de escribir?
Yo, básicamente, para escribir busco el silencio. He dicho en alguna ocasión que necesito escuchar a mi cabeza, así que preciso un lugar donde no haya mucho ruido, ni siquiera música. Escribo directamente en el ordenador. Otra cosa es imaginar. Esa actividad la suelo ejercitar en cualquier parte, en el autobús, paseando…

En tus libros, ¿todo es ficción? ¿O hay parte de realidad?
Digamos que es ficción aunque los personajes, los sentimientos, los caracteres, las reacciones, son reflejo de mi experiencia y de todas las personas que he conocido y con las que he interaccionado a lo largo de mi vida.

¿Qué libro tienes en la mesilla de noche?
Ahora mismo, Gerda Taro, la sombra de una fotógrafa, de François Maspero.

Define en pocas palabras tus novelas.
principales. Esta novela nos muestra la forma en que se encuentran, el pasado que les encadena, el juego de la atracción y las reticencias a enamorarse, el miedo a sufrir, los prejuicios por factores como la diferencia de edad… y todo ello aderezado con cierto guiño sobrenatural. Tras la pared nos habla de las fuerzas que nos llevan a perseguir nuestros sueños, de la dificultad de creer en lo que no vemos, de la confianza, de la pasión, de las luchas internas que todos llevamos… con muchas dosis de ternura, erotismo y magia.
Autorretrato con mar de fondo es la narración del caos que se origina a raíz de un crimen. Interviene un elemento no racional que desestabiliza a todos los personajes y nos muestra cómo reacciona cada uno de ellos ante tal hecho. Digamos que nos obliga a plantearnos la posibilidad de coexistencia con otros planos de la realidad que no conocemos. Es una novela que navega entre lo lírico y lo terrible.

¿De todas ellas y de sus protagonistas, Carla y Mel, Sara y Patricia y María y Eva, ¿con cuál te quedas?
Con todas. Todas ellas tienen una parte de mí y de la gente a la que quiero. Las amo profundamente y no soy capaz de discriminar a ninguna, aunque a lo largo de la serie tengo que reconocer que algunos personajes ofrecen más juego que otros.

¿Qué estás preparando ahora?
Estoy escribiendo algo alejado de la serie, una historia que se sitúa entre la actualidad y la guerra civil española.

¿Qué harías tú para que las lesbianas dejaran de ser invisibles?
Comportarme de forma natural en todos los ambientes y aconsejar, aunque sea difícil en muchas ocasiones, que la gente hiciera lo propio. E intentar que las cosas que escribo funcionen como un factor de normalización en la sociedad, que lleguen a todos los ámbitos posibles, porque aquello que se conoce de cerca deja de dar miedo y por tanto, de generar rechazo.

 
 
Documento sin título
Fundación Arena - C/ Balmes, 34 - 08007 - Barcelona -